Juan Ingaramo es un apasionado de la música y de la cultura mexicana – El Occidental

Juan Ingaramo nació en Córdoba, Argentina hace 36 años y desde el 2012 incursiona en la música, debido a la gran influencia que tiene en su casa por el ambiente artístico. Su primer material fue con el nombre “De la ida”, pasando por otros como “Pop nacional”, “Músico” y “Best Seller”. Actualmente se encuentra promocionando su quinto álbum.

De visita en Guadalajara, el cordobés se dió un tiempo para platicar con EL OCCIDENTAL sobre diversos tópicos: su vida, gustos y carrera en el mundo del espectáculo. Sencillo y sonriente es como nos recibe en un lugar ubicado sobre la Av. Vallarta y después de la calurosa bienvenida, comienza la charla.

EO: Vamos a comenzar retrocediendo un poco en el tiempo para que nos platiques de Juan Ingaramo el ser humano ¿De dónde provienes? ¿Cómo fue tu infancia?

JI: Perfecto. Soy de Córdoba, Argentina, una ciudad mediterránea, la segunda ciudad de la nación. Soy hijo de un pianista, mi abuelo también tocaba el piano y era tanguero. Crecí en un ambiente musical, iba a los shows musicales de mi padre, me subía al escenario, veía las luces, siempre me sentí atraído por lo que ocurría en el escenario.

En la adolescencia me llegó el rock tocando la batería, soy también baterista; luego llegó el pop, algo así como una vía de escape porque en Argentina, al menos en esa época, era muy fuerte, hablamos de principios de los 2000 y no se podía romper mucho dentro del rock ¿Viste? Era hacer lo que hay que hacer.

Casualmente el otro día salio una canción de Miranda, la cual tuve el gusto de cantar. A mis 15 años los descubrí y fue como una revolución, porque fue una banda que rompió con los estereotipos, eran diferentes en todo”.

EO: ¿Tenías alguna especie de obligación por ser cantante? Esto porque hay artistas en tu familia

JI: En mi familia tenía una especie de mandato, no explícito, pero nunca mis padres me dijeron: ‘tienes que dedicarte a esto’…

EO: Mingui Ingaramo

JI: ¡Claro, claro! Mingui ¡Ah! Como sabes ¿Eh? (Asevera, ríe y continúa).

No, pero era como que yo sentía ¿Viste? Cómo dice Freud ‘hay que matar al padre’, en el buen sentido de la palabra, pobre viejo (ríe sostenidamente).

Y bueno, me fui a vivir a Buenos Aires, porque en Córdoba era hijo de Mingui y ahí fue que pude crecer en lo profesional.

Te recomendamos:

EO: Desprenderte de ese “cordón umbilical” de ser el hijo de ¿Fue difícil?

JI: Exacto. Al final soy fan de mi viejo y adoro el haber crecido junto a él. Viste que en la adolescencia como que necesitas revelarte y yo lo hice de esa manera.

EO: Además de eso ¿Eras rebelde?

JI: De alguna manera sí porque me fui. Fíjate que no, no era así más que eso que hice. Era tranquilo, pero siempre me gustó romper el molde: desde la ropa que me ponía, la música que escuchaba… A Miranda no lo escuchaba nadie porque decían groserías (ríe), ahora ya no, eso es normal.

EO: ¿Afortunadamente o no?

JI: Para mí afortunadamente porque hay más libertad. Antes el metalero escuchaba solo el Metal y creo que ahora también por los paradigmas de consumo musical, las plataformas que tenemos al alcance de la mano y eso permite que te guste más música. Creo que ahora los jóvenes escuchan de todo ¿Viste?

EO: ¿A qué atribuyes ese cambio en la música?

JI: Creo que la música es un bien de consumo, es como el bastión más importante en la industria del entretenimiento que genera millones de dólares y creo que ese gran sistema migró de estar en los estantes de las disquerías a las plataformas y simplemente cambió la forma de consumirlos.

EO: Entonces ¿para ti es válido que eso permee por todos lados?

JI: No sé si es bueno o no, pero es la que nos tocó. A mis cómo músico me implica producir más música, porque hoy en día es más fugaz, más rápido, tienes todo al alcance de la mano; antes tenías que ir a comprar tu CD. Eso está bien porque a mí me exige más y eso lo agradezco porque nada más me gusta a mí que hacer esto a lo que me dedico.

EO: ¿Cuál es el status de la música en estos momentos en Argentina?

JI: Hay mucho consumo musical, la gente necesita de la música para vivir porque estamos inmersos en una gran crisis económica; sin embargo, se están dando récords de ventas en conciertos y ahí te das cuenta de lo importante que es la música en la cultura argentina. Cómo la mexicana también ¿Viste? Que son elementos muy fuertes de la identidad nacional.

EO: Ahora que hablamos de esa brecha generacional, Luis Miguel acaba de agotar sus fechas en Estados Unidos y en México bajo una misma fórmula exitosa tras cuatro años de ausencia de los escenarios, tiempo en que apareció su serie ¿Que piensas de eso?

JI: Lo que pasa es que justo él es el número uno. Es como Messi. Uno de los primeros conciertos que ví en mi vida fue el de “Aries”, con mi padre y las mamás de mis amigos, en el estadio que hoy se llama Mario Alberto Kempes. Siempre, aunque no se note, estuve muy cerca de Luis Miguel y ahora siento, como de cierta manera como que es muy cercano a mí. Lo vamos a tener que compartir (entre México y Argentina).

Se engancha en el tema de “El Sol” y pregunta dónde se presentará en México.

EO: En la Ciudad de México va a ser el Auditorio Nacional. Iban a ser tres fechas y abrió otras dos, porque fue insuficiente. Hay mucha gente que lo quiere ir a ver. En Guadalajara va a ser el Estadio Jalisco, con un aforo arriba de 70 mil personas.

JI: ¡Woow! Mucha gente ¿No? Que locura.

EO: Regresando a tu persona ¿Verdad o mito que quien triunfa en México tiene el cielo ganado?

JI: A eso venimos y es lo que quiero, triunfar acá. En la maleta llevo la ropa y los sueños. Lo que me pasa con México, es que es un país tan rico, con tanta historia… Que venga un argentino ¿Quien va a querer escucharlo?

Sin embargo; el público es tan abierto y tan generoso como ustedes (mexicanos), la apertura que tienen hacia otra música, eso le da la pauta para venir y ofrecer mi música humildemente y lo hago porque siento que es mía, que es singular y todo lo que está hecho con amor puede ser bien recibido.

EO: Cómo cantante y más allá de tus temas ¿Que buscas que el público vea en ti?

JI: Un ser humano auténtico. Ya en Argentina tengo mi público y eso es un orgullo, porque creo que más allá de la fiebre por los números y el éxito, es más importante es tener un público y ser uno mismo y transparente.

También musicalmente, porque si no… A mí me gusta toda la música y siento que últimamente, en concordancia con el paradigma de consumo… El sistema tiende a homogeneizar ¿Viste? A igualar a la gente con los mismos filtros de Instagram, los algoritmos; incluso se borran identidades geográficas con cantantes que son argentinos que hablan como puertorriqueños o europeos.

EO: Acá en México ocurre con los futbolistas que se van a jugar a España… Tienen tres días allá y ya hablan como ellos, como Hugo Sánchez y otros tantos.

JI: Bueno, ya viste que en la música también ocurre. Yo creo que la diferencia está en la riqueza también. Más allá de Hugo Sánchez, fíjate como la música regional mexicana o la norteña está siendo muy seguida en el mundo ¿Por qué? Porque es auténtica.

Los jovencitos tatuados ya hacen corridos y eso pasa solamente acá, ni en Chile, Colombia o Argentina, bueno, Colombia tiene el reggaeton con influencia de Puerto Rico, pero lo que pasa acá, no sucede en ningún lado.

EO: ¿Te gusta la música regional mexicana? Vicente y Alejandro Fernández, José Alfredo Jiménez, Pedro Infante.

JI: Sí, me gusta también la nueva generación con Carin León, Edén Muñoz, los matices que están haciendo el regional… Me gusta también Peso Pluma.

EO: Justamente en ese tema de Peso Pluma y como su colega ¿Que opinas de su música? Porque ha sido todo un suceso entre los jóvenes y niños. Por cierto es de Zapopan, un municipio de aquí en Jalisco.

JI: ¿Es de acá, en serio? Mirá, no he escuchado mucho su música, pero lo poco que he escuchado, me parece muy original, muy fresco, muy verdadero. Hace lo que es.

EO: ¿Qué música de acá te sabes?

De Luis Miguel me sé todas, sobre todo de la época de “Aries” y los Romances para acá. Incluso México en la Piel, todas esas me las sé; Café Tacuba, Molotov, León Larregui, no en grupo sino solo y bueno, Carín León (canta una estrofa)

EO: ¿Conoces a Espinoza Paz?

JI: No, mándame música de él para escucharlo. Para el próximo año tengo algo de regional, con mucho respeto. Aprovecho la música para hacer lo que me gusta y es eso. No pretendo que a los mexicanos les guste un argentino cantando regional, pero a lo mejor sí a los argentinos trayéndole música de otros lados, como el tema de ‘A mi manera’ con mi sello característico.

EO: Háblanos del reciente material que traes en promoción

JI: Es el último sencillo que se llama “Anímate” que justamente adelanta este álbum que fue grabado en la Ciudad de México el año pasado, lo estoy terminando y crea un puente entre Córdoba y México. Quiero que se llame “Córdoba City” o “Welcome to Córdoba City”, como Córdoba y México mezclados, porque quería hacer un álbum Pop y justamente el Pop latino es mexicano por excelencia… El rock es argentino, pero el Pop es de acá 100 por ciento.

EO: Traes mucha influencia mexicana

JI: Sí, pero es como sin querer queriendo…

EO: Acabas de decir otra frase mexicana

JI: ¡Ja, Ja, ja! Sí.

EO: ¿Quien dijo esa?

JI: No lo sé.

EO: El Chavo del Ocho

JI: ¡Ah, sí! Fue sin querer queriendo, claro (ríe de nueva cuenta), bueno, me crié con El Chavo, es cierto.

EO: ¿Con que otras cosas mexicanas te identificas?

JI: La música, televisión, el cine mexicano es muy fuerte. Del Toro, Iñárritu, Cuaron, pero porque es lo que me llegaba allá (Argentina). “Y tú mamá también”.

EO: De acá es Guillermo del Toro, también

JI: De acá, también ¿Verdad? El otro día ví “La forma del agua”, Es de él también ¿No? No bueno, que nivel.

EO: ¿Que piensas de esa diversidad que tiene Guadalajara en distintos rubros? Con cantantes, artistas, Directores y demás.

Yo creo que es porque es un país con historia precolombina tan fuerte que ha sobrevivido al paso del tiempo y está viva, a pesar de estar pegada al imperio, porque ese es otro desafío, la condición geográfica y haber resistido, eso solo sucedió por la cultura. Cada vez que vengo a México me inspiro y me siento privilegiado de poder llevarme un poquito de esa energía para transformarla en música.

EO: ¿Te representa un reto trascender en México?

JI: ¡Tsuuuu! No te imaginas cuánto.

EO: ¿Cómo te preparas para tus presentaciones?

JI: Trato de relajarme, hacer un calentamiento vocal un poquito y después, conectarlo con el disfrute. Si uno disfruta, el público también. Después hay una parte que no puedes controlar, si gusta o no gusta ¿Viste? Ojalá que este primer encuentro sea el de muchos, así que te agradezco por este espacio y tu interés; me enorgullece.

EO: Haz tenido varias nominaciones ¿Cómo lo tomas?

JI: Yo creo que son importantes porque de alguna manera son una palmadita de la industria, pero creo que el premio más importante, o sea, no quiero sonar como jugador de fútbol, pero es la verdad porque los premios son deliberaciones de personas basadas en gustos y en intereses económicos ¿Viste? El público cuando se conecta es genuino, real y ese es el premio

EO: Ojalá siempre pienses así. Vamos a cambiar de tema. Ya me contaste que te gusta el fútbol ¿Sigues la Liga MX?

JI: Sí, mucho. La sigo poco, ahora que estuvieron las Semifinales vi que estaba el partido de Tigres y Rayados, anteriormente ví que estaba el de Chivas vs América. Tengo un par de amigos en Tigres; bueno, el “Chino” (Lucas) Zelarayán ya se fue al Columbus Crew (MLS), pero está ahí Guido Pizarro, el “Patón” Guzmán. El “Chino” sí amigo mío porque jugaba en el club que le voy (Belgrano de Córdoba), me regaló camisetas, incluso, pero a los otros los conocí ahí. (Nahuel) Guzmán es como un ídolo, lo amo ¿Aquí lo quieren o lo odian?

EO: Fíjate que es bravo porque se mete mucho con las aficiones y eso en gran parte gusta, porque contesta, no se queda callado, va reclama, es como decimos acá, tribunero y muy “colmilludo”.

JI: Pero eso es de respetar ¡Claro! Es un arquerazo y ese es su estilo y ya está en la Final. No me gusta el América, ojalá pase Chivas, porque recuerdo esas finales con Boca Juniors, yo soy muy fan de Juan Román Riquelme y me acuerdo de esos partidos. Extraño a México en la Libertadores ¿No volverán?

EO: Sí hay planes, todo es cuestión de que lleguen a un acuerdo Conmebol y los dirigentes mexicanos, pero ya hay la intención de regresar pronto.

EO: ¿Te acuerdas cuando Cruz Azul llegó a la Final con Boca? Fue una espectacular aventura de los Celestes que se quedaron con las ganas en penales

JI: Sí, claro. Una barbaridad de partido, creo es la mejor actuación de equipos mexicanos en la Libertadores, tenían un buen equipo en ese tiempo.

Enlace a la fuente